7 ago. 2012

Y para qué queremos otro blog sobre amigurumi

Sólo hay que poner en Google "amigurumi" para que aparezcan aproximadamente 6.550.000 resultados: patrones para lo más inimaginable, videotutoriales y toda la información necesaria para empezar a hacer ganchillo desde cero y acabar tejiendo naves espaciales con capacidad para la población de China. No hace falta otro blog dedicado a este asunto, sobre todo si no aporta patrones nuevos con ideas extraordinarias, pero sin embargo aquí comienzo hoy uno. Confieso que Facebook y Twitter permiten compartir cosas con un simple clic, sin esfuerzo, sin necesidad de redactar, desarrollar la idea, presentarla de forma atractiva. Basta con decir "¡Hey, mirad esto!" y ya está. Sin embargo, empecé a hacer ganchillo hace apenas dos semanas y por tanto no sólo quiero compartir un enlace y comentar que sería bonito poder hacer algo así, sino que quiero tener entre mis manos el muñeco tejido por mí, con la combinación de colores que yo elija, y hacer ver que si una novata torpe como yo puede hacerlo, cualquiera puede. Es un caso análogo al otaku que coge una serie traducida por diez mil fansub distintos y aporta su propia versión, porque quiere trabajar en algo que le gusta y hacerlo suyo. Este blog es la forma de hacer míos patrones que no lo son y de manifestar mi entusiasmo por algo que me ha absorbido hasta el punto de dejar de tejer durante dos días porque me he lastimado el dedo a base de empujar la aguja entre los puntos apretados (bruta que es una). Si encontráis algo que os guste, agradecédselo a las creadoras de los patrones. Si encontráis más de lo mismo, es normal: como ya dijera Newton acerca de un tema mucho más enjundioso que el ganchillo, yo sólo me estoy subiendo a los hombros de gigantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario