1 dic. 2013

Noticia escatológica

Una amiga me ha pasado este enlace y os hago un pequeño resumen para aquellas que no estéis muy sueltas con el inglés:

"Si piensas que el suéter tejido a mano que te regaló tu abuela estas últimas navidades era malo, consuélate pensando que al menos no salió de su vagina...

Casey Jenkins es una feminista afincada en Australia que se autodenomina "craftivista". Su performance más reciente pretende abordar el estigma que rodea a los genitales femeninos "relacionando la vulva con algo que la gente considera cálido, confortable, benigno, incluso aburrido". Lo llama "Casting Off My Womb" (cast off tiene varios significados, yo creo que el que más se ajusta a lo que hace esta mujer es a ir sacándolo de su útero, de modo que lo traduciría así, "Sacándolo de mi útero") y durante 28 días ha estado tejiendo lana que ha estado alojada en su vagina: el número de días permite un registro de su ciclo menstrual.

Además, Jenkins afirma "Cuando miras detenidamente una vulva, te das cuenta de que sólo es una parte del cuerpo, no hay nada que te traumatice o asuste. No va a salir de ahí nada corriendo para comerte". Para comerte no, pero quizá para mantenerte abrigado este invierno..."

Las bromas a las que ha dado lugar la lectura de este artículo han sido infinitas, desde que no necesitará bloquear la prenda resultante porque ya saldrá bastante tiesa hasta que cuando te pregunten dónde vas a guardar tanta lana la respuesta "Pues me la meteré en el..." dejará de ser una bordería para ser una posibilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario