7 ene. 2014

Cactus varios

Mi hermana tenía un macetero pequeñito de metal esmaltado en blanco y me pidió que tejiera tres cactus para llenarlo y poder usarlo como adorno. Me los pidió hace un año, pero no fue hasta el día 5 de enero que decidí que ya podía ponerme a tejerlos si quería regalárselos por Reyes. El resultado fue éste:


Las macetas de los tres cactus están tejidas según el patrón de Esperanza Rosas que puede encontrarse aquí en castellano, aunque dado el grosor de la lana y la altura que requería el macetero de mi hermana, tejí más aumentos y tuve que hacer más vueltas. No recuerdo exactamente cuántos puntos tenía el borde de la maceta, pero sí que el círculo que representa la tierra del macetero tenía 42 puntos (no tejí la última vuelta con las disminuciones que se especifica en el patrón). Y ahora, los cactus:

Cactus 1
Aunque la foto es horrorosa (tengo que aprender a configurar la cámara del móvil) y no conseguí que la flor me quedase tan rizada como en las imágenes que ilustran el patrón, este cactus está tejido siguiendo las instrucciones de Esperanza Rosas en Tejiendo Perú, ni una vuelta más, ni una vuelta menos. Toda la web de Tejiendo Perú está en castellano e incluye videotutoriales, de modo que no hay mucho que tenga que añadir.

Cactus 2
Otra foto horrible, no en vano está hecha la misma mañana que la que refleja al primer cactus y con la misma cámara. Para tejer éste utilicé el patrón de cactus nopal de Esperanza Rosas, de Tejjiendo Perú, salvo que por más que leía las instrucciones para las piezas 3 y 4 no conseguía ver la diferencia entre las mismas y por tanto decidí saltarme la última pieza y quedarme sólo con tres.

Cactus 3
El tercero no está sacado de Tejiendo Perú, sino que es un patrón gratuito del blog Where is the wonderland, que podéis encontrar aquí y del que tuve noticia a través de Ravelry. Os aconsejo que pinchéis sobre el enlace para echarle un vistazo, porque incluye un fototutorial que no sólo explica cómo doblar el cactus una vez tejido, sino que muestra cómo hacer el simulacro de tierra con un trozo de fieltro para presentar el amigurumi en una maceta de verdad. Yo utilicé un macetero de ganchillo, también. El patrón está en italiano y en inglés, pero me voy a tomar la libertad de traducirlo al castellano. Quiero dejar bien claro y especificado que la autoría del patrón es de Airali. Se teje en espiral, sin cerrar las vueltas:

Vuelta 1: tejer seis puntos bajos en un anillo mágico (6).
Vuelta 2: realizar un aumento en cada punto (6 aumentos, 12 puntos en total).
Vuelta 3: un aumento, un punto bajo. Repetir seis veces (18).
Vuelta 4: un aumento, dos puntos bajos. Repetir seis veces (24).
Vuelta 5: un aumento, tres puntos bajos. Repetir seis veces (30).
Vuelta 6: un aumento, cuatro puntos bajos. Repetir seis veces (36).
Vueltas 7-12: un punto bajo en cada punto de la vuelta inferior (36)
En la vuelta número seis, comprobé que mi lana era tan fina que con sólo seis vueltas me quedaba un cactus con muy poco diámetro, así que seguí haciendo aumentos en cada vuelta hasta llegar a los sesenta puntos. Para conservar la proporción en la medida de lo posible, en lugar de tejer seis vueltas sin aumentos ni disiminuciones, tejí diez.
Vuelta 13: una disminución, cuatro puntos bajos. Repetir seis veces (30).
Vuelta 14: una disminución, tres puntos bajos (24).
Vuelta 15: una disminución, dos puntos bajos (18).
Vuelta 16: una disminución, un punto bajo (12).

Se cierra el tejido con un punto deslizado y se deja hebra suficiente como para coser el cactus a la maceta. Antes de coserlo, es preciso doblarlo en cruz. Cómo doblarlo puede verse en el patrón original, que como ya dije incluye un fototutorial.

En lugar de un pompón, yo opté por rematar este cactus con una flor, cuyo patrón original podéis ver aquí y que es creación de Sewella (hago mucho hincapié en estas cosas porque no quiero líos después con gente que reclame derechos de autor xD):

La autora sugiere tejer cuatro cadenetas y unirlas con un punto deslizado para formar un anillo.
Vuelta 1: tejer cuatro puntos bajos en el anillo y cerrar la vuelta con un punto deslizado (yo soy muy perra para estas cosas, así que hice directamente un anillo mágico con cuatro puntos y lo cerré con un punto deslizado...).
Vuelta 2: en cada uno de los puntos, cuatro cadenetas, dos puntos altos (o dobles, o varetas), cuatro puntos bajos y un punto deslizado. Repetir hasta tener los cinco pétalos.

Lo más pesado de todo fue coser la tierra en el macetero, pero siempre he aborrecido unir las partes de los amigurumi, así que eso no fue ninguna sorpresa. Quedé contenta con el resultado y, lo más importante, ¡mi hermana también!

1 comentario:

  1. Hola!!, te he dejado un regalito en mi blog, pásate si quieres. Un beso,
    http://tamknitting.blogspot.com.es/2014/03/otro-premio.html

    ResponderEliminar