7 ago. 2012

Por dónde empezar

Tengo la inmensa suerte de ser hija de una mujer muy creativa e inquieta, que lo mismo hace punto, que patchwork, que serigrafía, que esmaltado: fue mi madre quien me enseñó a hacer ganchillo, en casa, con mucha paciencia. La única pega es que mi madre nunca se ha dedicado a los amigurumi, así que aprendí a hacer los puntos bajo y alto (punto de vareta, lo llaman en algunos sitios) con ella y el resto de mi aprendizaje ha sido un tanto desordenado, así que no esperéis que pueda hablaros del grosor de las lanas, de la aguja adecuada para ese material ni similares. Simplemente escojo la lana en función del color que me gusta y elijo siempre la aguja lo más fina posible porque aprendí con una aguja de 1,50 mm e hilo de hacer punto de cruz.

Puesto que todo el mundo no tiene una madre deseosa de enseñar e intercambiar ideas (ella es fue quien me sugirió las páginas que voy a compartir a continuación para que fuera mirando patrones y cogiendo soltura a base de hacer punto), Internet es un buen sitio para aprender a hacer ganchillo y os sugiero que miréis las siguientes páginas:

-Lanas y ovillos: en este enlace encontraréis no sólo los puntos básicos con los videotutoriales necesarios para aprender a tejerlos, sino indicaciones para estimar el grosor de las lanas e instrucciones para leer los patrones. Muchos amigurumis siguen patrones japoneses, de modo que es útil aprender a leer los símbolos.

-Tejiendo Perú: mi madre y mentora siempre me remite a esta página cada vez que hablamos de ganchillo y lo cierto es que aún no he investigado demasiado, pero sí es cierto que muestra una cantidad de puntos muy superior a la anterior y más elaborados. Es para tejedoras más avezadas que yo.

Para aprender a hacer amigurumi es importante aprender a tejer en redondo. Generalmente se teje en espiral, pero la primera vuelta es la misma y por eso os sugiero que echéis un ojo a esta página, en la que se muestran diversas formas de comenzar la labor. Sin embargo, todas ellas me costaban mucho trabajo (al cerrar el anillo mágico los puntos quedaban tan amorfos que no tenía por dónde meter la aguja), así que mi truco es hacer tres puntos de cadeneta (el tercero es el que queda enganchado en la aguja) y echar sobre el primer punto todos los que me hagan falta para la primera vuelta. Para intentar ser más clara: sobre el primer punto hago tantos aumentos como sea necesario para obtener el análogo al anillo mágico.

Soy novata, no os puedo enseñar, pero espero que los enlaces os sirvan de ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario