7 ago. 2012

Pulpo

Mi primer amigurumi ha sido un pulpo. Cuando escribo esto, ya tengo cinco en mi haber, de diversos colores, y estoy contenta con el resultado, que ha sido un híbrido entre el primer resultado en Google al buscar "pulpo amigurumi" y este patrón de la web Lanas y ovillos. ¿Por qué esta mezcla?

En el patrón de Bigunki, el primer resultado de Google que mencionaba, la cabeza es una pelota con 42 puntos como máxima amplitud y tiene diez vueltas seguidas de 42 puntos: puesto que yo aprieto mucho el punto, rápidamente esa parte se convertía en algo demasiado recto y la cabeza quedaba prácticamente cuadrada. No quedaba bonito, así que reduje el número de filas para hacer una cabeza más pequeñita pero algo más simétrica (no mucho, aún sigo apretando demasiado el punto). Las patas también me parecían un poco sosas, y buscando el patrón para las extremidades rizadas fue como llegué al de Lanas y ovillos. El resultado final fue éste:


El pulpo naranja está realizado siguiendo al pie de la letra el patrón de la web Lanas y ovillos, en el que podéis encontrar un videotutorial sin el cual no hubiera sido capaz de tejer las patitas, porque no entendía las instrucciones por escrito. Todo el mundo me decía que con las patitas tan cortitas y rizadas se veía poco la cabeza y casi parecía una araña, así que hice el apaño: el pulpo azul es el híbrido resultante de los dos patrones enlazados a lo largo de este post, con variaciones que introduje y os detallo la realización a continuación.

CABEZA
Vuelta 1: comenzar a tejer en redondo con seis puntos. Lo habitual es hacer un anillo mágico con seis cadenetas. Yo soy torpe y no soy capaz de tejer un anillo mágico digno, así que hago tres cadenetas y sobre la primera hago seis aumentos (6)
Vuelta 2: 1 aumento en cada punto (12)
Vuelta 3: 1 aumento, un punto (a partir de ahora, para abreviar, el aumento se simbolizará como V), repetido hasta el final de la vuelta (18)
Vuelta 4: 1 V, 2 puntos, secuencia repetida hasta el final de la vuelta (24)
Vuelta 5: 1 V, 3 puntos, secuencia repetida hasta el final de la vuelta (30)
Vuelta 6: 1 V, 4 puntos, que se repite hasta el final de la vuelta (36).
Vuelta 7: 1 V, 5 puntos, secuencia que se repite hasta el final de la vuelta (42)
Vueltas 8-12: un punto sobre cada punto de la vuelta anterior (42)
Vuelta 13:  1 disminución, 5 puntos, repetido hasta el final de la vuelta (36)
Vuelta 14: 1 disminución, 4 puntos, repetido hasta el final de la vuelta (30)
Vuelta 15: 1 disminución, 3 puntos, repetido hasta el final de la vuelta (24).
Vuelta 16: 1 disminución, 2 puntos, secuencia que se repite hasta el final de la vuelta (18). 
En este momento es cuando yo relleno la pelota que ha de hacer las veces de cabeza. Utilizo guata cortada en daditos pequeños, porque es un material que venden en planchas. No he encontrado aún en ninguna tienda cercana miraguano ni algodón sintético, que dicen que es mucho mejor para este tipo de manualidades.
Vuelta 17: 1 disminución, 1 punto, repetido hasta el final de la vuelta (12)
Vuelta 18: se disminuye en todos los puntos de la vuelta anterior y se cierra (6)
En mi caso, no uso ojos de seguridad, porque estoy aprendiendo y todo lo que tejo es de prueba, así que los ojos los hice con hilo negro y llevando la hebra repetidas veces entre dos filas de tejido, La sonrisa son dos puntadas siguiendo una de las filas, con el mismo hilo.

PATAS
Os aconsejo ver el videotutorial que acompaña al patrón de Lanas y ovillos, me resultó muy útil a la hora de hacer las patas. En mi caso, sin embargo, la cabeza era más grande, así que introduje algunas variantes importantes:

Hacer un anillo mágico 16 puntos o, en su defecto, las cutres como yo hacemos dieciséis aumentos sobre el primer punto de tres cadenetas. Seguí tejiendo en espiral, no cerré la vuelta, sino que hice un punto bajo y a partir de ese punto hice 33 más. Debe quedar el anillo y una cadeneta larga partiendo de él, que será nuestra primera pata (como ya indiqué, en el video de Lanas y ovillos se ve muy bien).

En el tercer punto de la hilera de cadenas se pincha la aguja y se tejen dos puntos altos (las dos cadenas sobrantes han de ejercer como primer punto alto). A partir de ahí, en cada punto de la pata se hacen tres puntos altos (o punto vareta). Son tantos aumentos sobre cada punto que observaremos que se va rizando sola. Al alcanzar la base, el punto del anillo a partir del cual empezamos a hacer la cadeneta, unimos la pata con el punto justo al lado por un punto bajo y pasamos al siguiente punto con otro punto bajo: así, si la primera pata está en el punto 1 del anillo, la segunda la empezaremos a hacer en el punto 3. Por tanto, del punto 3 saldrá una nueva fila de 33 cadenetas y haremos tres puntos altos sobre cada una de ellas. De nuevo, al llegar al anillo hacemos dos puntos bajos y del segundo punto (situado en el punto 5 del anillo) sacamos 33 puntos, etc, hasta completar las ocho patas. Entonces cerramos con un punto deslizado y dejamos la hebra larga, para coser el anillo con todas las patas al cuerpo.

No os puedo indicar un tiempo estimado de realización porque son mis primeros amigurumis y tardo una eternidad con ellos... ¡Buena suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario